Receta Con Brócoli: Una Verdura Quema Grasa

Verduras Quema Grasa DeliciosasAquí Te Regalamos una Receta Deliciosa con Brócoli: Una de Las Verduras Quema Grasa

Algunas verduras como el Brócoli, ayudan a quemar grasas porque contribuyen a contrarrestar el exceso de estrógenos que producimos al ingerir xenoestrógenos, sustancias químicas como pesticidas y herbicidas que se les echan a los alimentos. Un exceso de estrógenos puede estimular a nuestro cuerpo a almacenar un exceso de grasa. Así que, a continuación tienes una sabrosa receta con Brócoli.

 

Braseado de Brócoli con Verduras En Salsa de Garbanzos

Ingredientes para 2 personas:

  • 1 Brócoli mediano.
  • ½ Berenjena.
  • ½ Calabacín.
  • 2 Pimientos Verdes Italianos.
  • 1 Pimiento Rojo.
  • 1 Zanahoria.
  • ½ Cebolla.
  • 50 gramos de garbanzos cocidos.
  • Comino Molido.
  • 1 yogur natural (a ser posible, artesano)
  • Aceite de Oliva.
  • Sal.

Elaboración:

Vierte los garbanzos cocidos y el yogur en el vaso de la batidora. Añade una pizca de sal, un chorrito de aceite de oliva (poca cantidad) y espolvorea un poco de comino molido (es preferible que al inicio la cantidad sea pequeña ya que siempre estás a tiempo de rectificar el sabor añadiendo un poco más). Bate esta mezcla hasta que obtengas la textura de salsa que desees. Conserva la salsa en el refrigerador hasta el momento de servir.

Lava bien las verduras, con agua corriente, en un colador y escúrrelas. Corta el calabacín, los pimientos, la zanahoria y la berenjena en juliana. Quítale el tronco al brócoli y córta el resto en trocitos de tamaño mediano. Pela la cebolla y córtala al gusto.

Calienta en una sartén 3 cucharadas de aceite de oliva. Añade primero el calabacín, la berenjena, los pimientos, el brócoli y la zanahoria. Sálalos. Cuécelos a fuego lento durante unos 6 minutos, mientras vas removiéndolos de vez en cuando para que se cuezan uniformemente. A continuación, añade la cebolla y sálala ligeramente. Sigue cociendo las verduras 4-5 minutos más a fuego lento sin dejar de remover, de vez en cuando.

Cuando veas que las verduras están lo suficientemente doraditas, retíralas del fuego y sírvelas en un plato con la salsa de garbanzos que has preparado con antelación. La combinación entre las verduras crujientes y la salsa de garbanzos crea un contraste muy interesante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *