Ganar peso extra en invierno

Ganar peso extra en invierno es una queja común de muchas personas.  Cada invierno se gana un par de kilos y al llegar el verano no se pierden todos. Algunos de ellos siempre quedan, los que año a año van sumando. ¿Por qué sucede esto y qué podemos hacer?

Hay muchos factores que contribuyen a ganar peso extra en invierno. En primer lugar, parece que tenemos una predisposición genética a almacenar más grasa como se acerca el invierno. Muchos animales hacen esto y probablemente era vital para la supervivencia de nuestros antepasados. Capas adicionales de grasa en el cuerpo nos protegen contra el frío y puede ser utilizado como combustible en el invierno y en primavera, cuando las reservas de alimentos históricamente serían muy bajas.

La incidencia estacional en ganar peso extra en invierno

Es probable que tengamos una tendencia a comer más en el otoño, cuando la comida es abundante después de la cosecha, para ayudar a este proceso. También es posible que inconscientemente elijamos  los alimentos que tienen un mayor contenido de grasa en ese momento.

Los niveles hormonales también pueden ayudar ganar peso extra en invierno. La interacción de las hormonas y otras sustancias químicas en el cerebro puede dar lugar a variaciones en el apetito y los antojos. Algunos neurotransmisores también pueden influir en la manera en que comemos. Las personas con sobrepeso suelen tener bajos niveles de estos neurotransmisores y producir exceso de apetito, depresión y trastornos del sueño.

Al mismo tiempo, la falta de luz causado por el acortamiento de los días durante el otoño y el invierno pueden provocar un trastorno estacional o depresión invernal. Una de las maneras más rápidas de aumentar los niveles de energía es comer alimentos altos en carbohidratos, como el azúcar, golosinas, patatas fritas y cereales que aumentan rápidamente los niveles de azúcar en la sangre. Las personas que se sienten deprimidas en el invierno tienden a comer alimentos equivocados, lo que lleva a un aumento de peso, eso lleva a más depresión y se cae en un círculo vicioso que es difícil de romper.

Lo que podemos hacer para evitar ganar peso extra en invierno

Existen muchas razones por las que comemos alimentos más altos en carbohidratos en el invierno, tales como galletas, pasteles y chocolate y por supuesto la mayoría de estos alimentos también contienen altos niveles de grasas. La mejor manera de evitar ganar peso extra en invierno es sustituir por otros alimentos que también son ricos en hidratos de carbono para que podamos conseguir lo que pide nuestro cuerpo, pero que tienen un contenido bajo en grasa y mucha fibra. Estos podrían ser las patatas, el pan integral sin mantequilla, arroz integral, cereales y frutas frescas enteras.

También es importante hacer más ejercicio. A menudo, nuestros niveles de actividad física bajan en el invierno y tenemos una tendencia a querer quedarnos en casa y descansar. Esto es natural, cuando hace frío. Pero nosotros no somos habitantes de las cavernas! Tenemos calefacción en nuestras casas y podemos estar seguros de que seguirá habiendo un montón de comida en las tiendas durante el invierno.

No es necesario almacenar la grasa de la manera que ellos lo hacían. Inscribirse en un gimnasio o ejercitar en una bicicleta estacionaria es una buena opción. Transformar los carbohidratos en energía ahora en lugar de almacenarlos en la cintura hasta la siguiente  primavera. Ganar peso extra en invierno es fácilmente evitable con estas simples medidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *